top of page

LAS HISTORIAS DE LAS ESQUINAS DE MÉRIDA✨

En todo el tiempo que ha existido la costumbre de nombrar a las esquinas no se había escrito un libro que recogiera versiones de las historias. Por ventura nadie puede afirmar que sean ciertas ¿Para qué se quiere realidad si se puede tener imaginación y poesía?


Quedarán para siempre las historias de El Degollado, El Tropezón, El Ave de Oro, Las Quince Letras, Aquí te Espero, La Cieguita, El Negrito, entre otras.


En la Ciudad de los Blancos no había calles con nombres mayas hasta que llegó La Revolución y se consagraron dos: La Avenida de los Cupules y Los Itzaes.


Sin embargo, los nombres de las esquinas son puestos por el pueblo y reconocidos por la autoridad. Hay dos historias en que se reivindica al pueblo maya : La Tucha y La Zacatecana, amén de un buen número de nombres mayas. Había más esquinas con nombres mayas que familias con apellidos del pueblo del Mayab.


La tradición de nombrar a las esquinas es profundamente democrática, le expropia a los políticos el derecho de pernada de herrar las calles con nombres a menudo infames.


Se vivía entre fantasías. Era vivir en una ciudad mágica con historias en las esquinas.


Mientras nos rencontramos a nosotros mismos como la ciudad de la imaginación, este es un testimonio espléndido, es la voz que alerta de la herencia que dejaremos como legado.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page