LA ENERGÍA AZUL

Esta energía surge de aprovechar la diferencia de salinidad entre el agua de los ríos y la del mar.


Existen diferentes tipos de energías, renovables y no renovables. Dentro de estas se encuentran: la energía eólica, solar, hidráulica, térmica, eléctrica, etc. Seguro que ha escuchado el nombre de todas ellas, pero hay más. Existe también un tipo de energía menos conocida, y que aún está a medio camino, y es la energía azul.


•¿QUÉ ES LA ENERGÍA AZUL?


La energía azul u osmótica, se produce cuando se pone en contacto el agua marina, que tiene mayor concentración de sales, con el agua dulce que contiene una concentración de sales menor. Es por eso que la energía azul podría ser una fuente de energía inagotable, además de no impactar de forma negativa en el medio ambiente.


•PERO ¿CÓMO SE PRODUCE LA ENERGÍA AZUL U OSMÓTICA?


Para poder entender cómo se produce este tipo de energía, es necesario conocer el concepto de ósmosis. La cual es un proceso físico, en el que dos líquidos con diferente concentración de sal, se separan por una membrana semipermeable, y a través de esta fluye el líquido con menos concentración de sal, hacia el más concentrado. Por lo tanto, para obtener la energía azul, se debe separar el agua de mar y el agua dulce, por la membrana semipermeable, que solo deja pasar el agua, y no las sales. El agua fluye de forma natural desde la menos concentrada, a la más concentrada, disminuyendo de esta forma la concentración salina, y ejerciendo una presión llamada presión osmótica. Esta presión es la que hace que empiece a moverse una turbina para, así, producir la energía.


Antes se mencionó que la energía azul está a medio camino, a pesar de ser una fuente de energía inagotable. ¿Cuál es el problema? Aún no se ha encontrado un sistema verdaderamente eficiente que genere grandes cantidades de energía, además de los altos costes que supone de momento.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo