El Centro de Turismo Cultural de Xinxiang


es el icono arquitectónico del nuevo distrito turístico, que estará dedicado a los deportes de invierno, incluida la presencia de la futura pista de esquí cubierta.


Hay nueve cubos de hielo superpuestos y desplazados entre sí, que representan el tema general de este barrio recreativo y de ocio. Esta apariencia sencilla se vuelve sutil y compleja a medida que uno se acerca. La textura de las fachadas de cristal está compuesta por una multitud de cristales de hielo translúcidos y enmarañados que filtran la luz y la visión del interior. Se trata de ocultar -mientras se muestra- para provocar el misterio y el deseo de acercarse. Los cristales de hielo capturan la luz y la devuelven. Así, el edificio parece emitir la luz que recibe como una masa de hielo habitada.


Esta apariencia masiva está hecha exclusivamente de vidrio impreso y acero. No se ve ninguna estructura de soporte. Los paneles de vidrio de las fachadas están suspendidos por cables de acero inoxidable y conexiones mínimas de acero.


Las fachadas captan la luz del cielo, que varía según la hora del día, la estación y el tiempo. A veces es blanco brillante, bajo el sol; el edificio se vuelve vaporoso por el tiempo nublado, escarchado incluso bajo ciertas luces, refleja el sol y las nubes que se hacen visibles en la textura de la escarcha. El edificio cambia continuamente de aspecto con el tiempo.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo